Ecoscandaglio

Ecoscandaglio
En esta página descubriremos cómo funciona una ecosonda, cómo montarla, cómo leerla correctamente y qué tipo de ecosonda comprar según sus necesidades. No sólo eso: siempre aquí vamos a ver las características de algunos de los dispositivos más populares, como el fishfinderLowrance, el fishfinder Humminbird, el fishfinder Furuno y el fishfinder Garmin. Pero vayamos por orden: ¿qué es, para qué sirve y cómo se lee un localizador?Buscador de peces: ¿qué...

En esta página descubriremos cómo funciona una ecosonda, cómo montarla, cómo leerla correctamente y qué tipo de ecosonda comprar según sus necesidades. No sólo eso: siempre aquí vamos a ver las características de algunos de los dispositivos más populares, como el fishfinderLowrance, el fishfinder Humminbird, el fishfinder Furuno y el fishfinder Garmin. Pero vayamos por orden: ¿qué es, para qué sirve y cómo se lee un localizador?

Buscador de peces: ¿qué es?

Desde hace milenios, los marineros utilizan las sondas para medir la profundidad de mares, lagos y ríos. Estas largas cuerdas tienen un peso en el extremo. De este modo, los marineros del pasado podían conocer la distancia entre la quilla y el fondo marino, por lo que podían navegar con relativa seguridad, sin dañar el barco. En este caso, la ecosonda es, de hecho, la máxima evolución de este instrumento tan sencillo: se trata, de hecho, de un aparato ecómetro ultrasónico, que mide la profundidad del mar mediante la emisión de impulsos sonoros.

Ecosonda: ¿cómo funciona?

Entender cómo funciona una ecosonda, de hecho, no es difícil. O, al menos, no lo es en exceso. De hecho, en palabras muy sencillas, podemos decir que este dispositivo -una vez montado en la popa del barco- envía señales en dirección al fondo marino. Estas señales, emitidas de forma continua, van a "rebotar" en el fondo, volviendo luego a la sonda, para establecer con precisión no sólo la distancia, sino también la forma del fondo marino y la presencia de posibles obstáculos para el barco. Esto sólo ocurre con los dispositivos más básicos, los llamados medidores de profundidad. Sin embargo, con los modelos avanzados se puede obtener mucha más información, como datos sobre la temperatura del agua y la presencia de fauna. Por lo tanto, la elección de la sonda de pesca debe hacerse en función del uso real que se hará, evaluando la potencia, el tipo de transductor y la frecuencia. Quien se dedique a los viajes de pesca, por tanto, tendrá que comprar específicamente un localizador de peces, que puede proporcionar mucha más información que un medidor de profundidad básico.

La sonda de pesca permite la visualización del fondo marino a bordo de la embarcación mediante el uso de un elemento llamado transductor, o una sonda especial que -como se ha mencionado- transmite y recibe señales a través de la tecnología del sonar. Por lo tanto, al hacer funcionar el dispositivo, la energía eléctrica pasa al transductor, que la convierte en señales sonoras dirigidas al fondo marino. Las señales continúan propagándose hasta que encuentran un obstáculo: puede ser el fondo marino, o incluso algas o peces. En cualquier caso, rebotarán y serán recogidos por el transductor. De aquí pasarán al amplificador y luego a la pantalla.

A continuación vamos a conocer cuáles son los diferentes tipos de dispositivos que existen en el mercado, desde la sonda de pesca gps en adelante. No obstante, queremos anticipar que los distintos modelos funcionan de forma diferente: cuanto más potente es una ecosonda, mayor es el nivel de la imagen que se devuelve a la pantalla. Si nos fijamos en las frecuencias, podemos decir -en general- que una frecuencia de 50 kHz se utiliza para crear un cono ancho, mientras que la de 200 kHz se utiliza para formar un cono de señales más estrecho, pero capaz de devolver una imagen con una mayor definición. No obstante, no hay que olvidar que existen modelos en el mercado que, para garantizar al mismo tiempo la anchura, la profundidad y la precisión, se basan en la lectura simultánea de conos dobles o cuádruples, presentando así a los navegantes un resultado excepcional.

La señal del sonar

Examinemos brevemente el tipo y la función de la señal emitida por la ecosonda, o mejor dicho, por el transductor. Son ondas sonoras que, emitidas desde un único punto, se ensanchan progresivamente a medida que se acercan al fondo del mar. Por ello, podemos hablar a todos los efectos de conos, que, como se ha dicho, varían concretamente en tamaño de un modelo a otro. Consideremos el transductor monocónico más típico, que funciona a una frecuencia de 200 kHz: el cono resultante tendrá un ángulo de 20 grados y, por tanto, será bastante estrecho. Ahora intentemos imaginar cómo podría funcionar este mismo transductor en aguas muy poco profundas: un solo cono con este ángulo reducido tendría muy pocas posibilidades de ofrecer una imagen lo suficientemente amplia. No es casualidad que cada vez haya más transductores en el mercado que ofrezcan dos, tres, incluso 6 conos separados, para ofrecer una gran superficie monitorizada, incluso en aguas poco profundas.

Pero, ¿por qué la frecuencia del cono generado por el transductor determina también el ángulo del cono resultante? Para entenderlo debemos pensar en la señal sonora como tal. Hay que señalar que los bajos, es decir, las señales sonoras de baja frecuencia, se propagan más fácilmente en el espacio, dejando atrás las señales de alta frecuencia. El problema, sin embargo, es que al bajar la frecuencia, el cono se ensancha, generando errores en la recepción de la señal. Algo muy parecido puede decirse de la potencia de la señal: si es demasiado alta -sobre todo en aguas poco profundas- puede provocar interferencias entre las distintas señales, comprometiendo la lectura.

¿Qué tipos de sondas de pesca existen en el mercado?

Antes de comprar una sonda de pesca es bueno informarse sobre todas las posibilidades que presenta el mercado. Y no, no hablamos sólo de un localizador Lowrance en lugar de un localizador Garmin. Hablamos del tipo de dispositivo. Como puede comprobar usted mismo en las páginas de nuestro comercio electrónico dedicadas al mundo de las embarcaciones, hoy en día existen sondas de pesca gps o incluso cartográficas, que -como su nombre indica- presentan al usuario información sobre la profundidad y sobre el estado del fondo marino además de las relativas a la posición geográfica de la embarcación. Por lo tanto, si podemos considerar -de forma simplista- a una sonda gps como una sonda añadida a un trazador de rumbo, mirando a la sonda de cartas nos encontramos ante una sonda de cartas navegables.

Rara vez es superflua una sonda cartográfica, por lo que comprar una sonda cartográfica es siempre un acierto. No obstante, hay que tener en cuenta que, en ocasiones, la ligereza con la que se adquiere este dispositivo lo hace innecesario durante la navegación. En algunos casos, de hecho, se acaban comprando modelos con potencias exageradas, o tal vez se acoplan los transductores equivocados a unas sondas de pesca que también son excelentes: estos y otros factores pueden conducir a un funcionamiento incorrecto o insatisfactorio del aparato en su conjunto. Por ello, repetimos una vez más, es necesario elegir el dispositivo más adecuado según las características de su embarcación, así como según sus necesidades reales.

¿Qué ecosonda elegir para su barco?

El tamaño y el tipo de embarcación, así como su presupuesto para la compra, son factores que evidentemente deben tenerse en cuenta para saber qué sonda de pesca comprar. Sin embargo, como ya hemos dicho, el primer y fundamental factor de discriminación es el uso que se hará de ese dispositivo. En los barcos de vela, por ejemplo, se tiende a instalar las sondas de pesca muy sencillas, y luego se opta con frecuencia por simples medidores de profundidad. Esto se debe a que, al tener quillas voluminosas, quiere vigilar cuidadosamente las aguas poco profundas, sin esperar mucho más. Para aquellos que quieran algo que vaya más allá de la simple monitorización de la profundidad del fondo marino es necesario pasar a modelos más avanzados, o a las verdaderas ecosondas, también llamadas -no es de extrañar- sondas de pesca. Estos dispositivos, de hecho, pueden llegar a dar información crucial sobre los peces que nadan en la zona observada, empezando por su profundidad, para llegar a su tamaño y velocidad de movimiento.

La ecosonda portátil

Sin embargo, no sólo existen los buscadores de peces fijos. No: si tienes una embarcación pequeña, una embarcación sin sistema eléctrico o una canoa, puedes optar por una sonda de pesca portátil, que se alimenta de una batería y funciona mediante un transductor que hay que conectar de vez en cuando. Por supuesto, estos modelos no pueden ofrecer la misma legibilidad típica de los dispositivos fijos, que en muchos casos tienen pantallas grandes.

Cómo leer una sonda de pesca

Por ello, hemos visto brevemente qué es y cómo funciona una sonda de pesca, así como los principales tipos que se pueden adquirir. Pero una cosa es comprar una sonda de pesca y otra muy distinta es saber leerla. Sin duda, hay que destacar que la comprensión de las imágenes que presenta este dispositivo no es tan difícil como podría parecer a primera vista: basta con practicar un poco para entender que el proceso de lectura es realmente intuitivo e incluso divertido. A esto hay que añadir el hecho de que hoy en día casi todos los aparatos (desde la sonda Lowrance hasta la sonda Garmin, por citar dos marcas) están equipados con una pantalla LCD que, para el mismo tamaño, devuelve una imagen de gran calidad y, por tanto, muy legible. A menos que piense en comprar una sonda de pesca de segunda mano, probablemente siempre tendrá que lidiar con dispositivos de alta legibilidad. ¿Cómo se lee una sonda de pesca?

Ciertamente cada marca representa un mundo aparte, pero a pesar de ello podemos decir que quien aprenda a leer un localizador Lowrance no tendrá grandes problemas para entender cómo interpretar las imágenes devueltas por los modelos Garmin, Humminbird y Furuno, y viceversa. En general, podemos empezar diciendo que el visor presenta una imagen bidimensional, que nos indica de forma bastante clara la línea del fondo. Pero eso no es todo: como saben los aficionados a la pesca, en la pantalla también podemos ver unas particulares líneas, o mejor, unos arcos: son los peces que nadan en las aguas bajo el barco, que se representan gráficamente de forma diferente según su tonelaje y velocidad.

Un pez rápido, por tanto, se representará gráficamente con un pequeño arco -mejor: una U- estrecho, para subrayar su rápido movimiento. Un pez más lento, en cambio, será reconocible por una U más amplia.

Cómo montar la sonda de pesca en el barco

A menudo la gente pregunta cómo montar la sonda de pesca, cuando en realidad se refiere a la instalación de los transductores. Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de transductores, adecuados para diferentes soluciones y embarcaciones. Los transductores de espejo de popa, por ejemplo, están diseñados específicamente para embarcaciones de motor de tamaño pequeño o mediano. Como su nombre indica, se montan en la popa, a la altura del espejo, mediante un soporte especial. Como se puede adivinar, su instalación es extremadamente sencilla, ya que no conlleva la perforación del casco. La instalación es algo más laboriosa, pero es imprescindible en el caso de los veleros, que no ofrecen un espejo adecuado para su instalación. También hay otros tipos de transductores, decididamente menos comunes, como los dispositivos para motores de curricán, los transductores para instalar en el fondo del casco y los adhesivos.

Chirrido, visión hacia abajo y visión lateral

En los últimos años, el mercado de estos dispositivos ha experimentado una gran evolución, lo que ha dado lugar a la creación de modelos sensacionales como la sonda de pesca Lowrance HDS-16 Carbon Row. Pero, ¿qué distingue a los modelos más avanzados de todos los demás? Pues bien, esencialmente, además de la calidad de la pantalla, la facilidad de uso y la legibilidad, la innovación hay que reconocerla en sus nuevas prestaciones.

La principal es la función Chirp, que ha permitido ir más allá de los dispositivos de doble frecuencia: en lugar de limitarse a 2 frecuencias predefinidas, una sonda de pesca con función Chirp pasa a abarcar una amplia y diversa gama de frecuencias, para devolver un detalle antes inédito, que no puede sino asombrar a los acostumbrados a los transductores tradicionales. En definitiva, quien quiera dar el máximo a su viaje de pesca sólo puede comprar un dispositivo con función Chirp.

Pero eso no es todo: en los modelos más avanzados también se encuentran las funciones de visión descendente y visión lateral. La función de visión descendente es todo lo que los pescadores siempre han soñado, pero nunca se han atrevido a pedir: de hecho, es una opción que ha sido posible gracias a un innovador tipo de transductor que, al funcionar a más de 400 kHz, permite encuadrar con detalle el fondo, incluso mejor que la función Chirp, más sencilla. Si con Chirp puedes "imaginar" el fondo marino, con Down Vision puedes ver realmente una imagen fotográfica del fondo marino. Pero incluso esta tecnología tiene un límite, al menos por ahora: más allá de 50/60 metros de profundidad es prácticamente inútil. En cambio, como su nombre indica, la opción de Visión Lateral permite mirar no por debajo del transductor -y, por tanto, no por la base del cono- sino por sus lados. Y no para un área limitada: estamos hablando de 200 metros a derecha e izquierda, siempre con una calidad de imagen muy alta (en virtud, de nuevo, de las altísimas frecuencias de uso).

Read more

Filtrar por

Ricondizionato
Modulo ecoscandaglio
Scansione ad alta definizione
Scansione ai lati dell'imbarcazione
Scansione 3D
Trasduttore incluso
Mappa inclusa
Pantalla
Tipo display
Manufacturers
more... less
Serie
more... less
Filter
Product added to wishlist